Creando en equipo

He pasado por empresas de muy variados tamaños, cada una con un core de negocio diferente, y lo que caracteriza a todas son las increíbles personas que trabajan en ellas. Sus conocimientos, experiencias, formas de ser, diferencias, prioridades… todo ello enriquece y aporta valor a la empresa.

Creo que la gestión del talento, la coordinación de los equipos, la motivación a la hora de desarrollar una tarea, la creación de un clima donde se premié la aportación de ideas, la implicación y amor por lo que hacen… es el reto más díficil al que se enfrentan las empresas.

Building a team

Intento dar lo mejor de mi en cada cosa que hago, en aprender de todo y de todos, en la mejora contínua. No me gusta perder el tiempo, ni hacerselo perder a los demás, ni malgastar recursos innecesarios. Es imposible saber de todo, controlarlo todo.

He visto que cuando se trabaja de forma conjunta todo el mundo se siente responsable, implicado y ORGULLOSO de lo que se ha hecho.

Por ello cuando descubrí los principios Agile, vi que otras personas compartían una forma de trabajar similar a la que yo tenía ya que se habían enfrentado a problemas similares (o mayores).

Desde entonces no he hecho otra cosa más que aumentar mi conocimiento sobre diferentes formas de aplicar los principios y valores Agile, en especial Lean UX, y aplicarlos en mi trabajo cada día creando con el equipo el mejor camino para construir el producto correcto de la forma más eficiente posible.

Y así evitaremos levantar una ronda de inversión de 120 millones de dólares para construir un exprimidor de bolsas de fruta de 600€ que si las aprietas con las manos, conseguías el mismo zumo que con el exprimidor.