Principios Lean UX para guíar la organización de equipos

Tiempo de lectura: 4 minutos

Los principios en los que se basa Lean UX se agrupan en 3 bloques. Cada uno sirve para guiar:

  1. La organización de equipos
  2. El proceso
  3. La cultura

Gracias ellos iremos viendo las ventajas que conlleva implementar Lean UX en tu organización y como esta se modificará conviertiendose en un lugar abierto, transparente, que aprovecha el conocimiento y la entrega de todos para conseguir los mejores resultados.

En ellos se basarán las herramientas y técnicas para lograr mejorar la colaboración, lograr entregar mejores productos y servicios de forma más rápida y con el menor gasto de recursos usando los conocimientos de todos los implicados y basando las decisiones en pruebas reales.

Y es que como dice Jeff Gothelf en su libro Lean Startup: “Get out of the deliverables business”, en castellano: olvidémonos de centrar el negocio en las entregas y centrémonos en los que de verdad importa, hacer disfrutar a nuestros clientes con una experiencia memorable.

Principios Lean UX para guíar la organización de equipos

Equipos multifuncionales

Con esta palebreja lo que se refiere es que los equipos deben estar formados por aquellas personas con conocimientos necesarios en ese momento del proceso: desarrolladores, product management, testers, diseñadores visuales y de interacción, gestores de contenidos, marketing…

Para crear un gran producto es necesaria la suma de todos los conocimientos y la colaboración entre todas las disciplinas.

El todo es mayor que la suma de sus partes

Cuando un equipo está formado por personas de diferentes perfiles, se obtienen mejores soluciones ya que cada problema es visto desde un punto de vista diferente, aportando una gran diversidad.

Los miembros del equipo además están en contínuo contacto, por lo que poseen todo el conocimiento de lo que está sucediendo y lo que va a haserse al contrario que en organizaciones donde todo esta compartimentado. Gracias ello conseguimos una gran colaboración desde el inicio del proyecto logrando una mayor eficiencia de equipo, y trabajadores mucho más implicados en el proyecto.

Equipos pequeños, dedicados y juntos

Lo ideal: no más de 10 personas, focalizadas en el mismo problema y a ser posible en la misma ubicación. ¿Por qué?

Los equipos muy grandes tienen problemas para organizarse y compartir la misma información.

Los equipos pequeños generan un mayor sentimiento de camadería lo que genera mayor implicación en el proyecto y en las personas que lo están creando juntas.

Building a team

Imagen obtenida de aquí

Trabajando además en el mismo y único proyecto se consigue que estén centrados al máximo en las mismas prioridades y elimina las odiosas dependencias sobre otros equipos.

Autosuficientes y con poder para decidir

Si queremos obtener de forma rápida algo con lo que poder testear una suposición necesitamos que el equipo tenga todas las capacidades necesarias para trabajar sin dependencias externas.

Sólo así se consigue la máxima eficacia.

Tienen que tener permiso para contactar e interactuar con los usuarios, para resolver y decidir cual es la mejor solución al problema en base a los datos de ese momento, para crear y lanzar el producto…

No será la primera vez que me ha pasado en una compañía que trabajando como UX no se me permitía hablar con los usuarios (internos además) de la empresa para ver cómo trabajaban o que necesitaban, o que los desarrolladores no podían subir una mejora porque no tenían acceso a producción.

Centralizados en resolver un problema

Existe una gran diferencia entre un equipo centralizado en resolver un problema de negocio a un equipo que se le ha mandado que implemente un set de soluciones.

Equipos centrados en obtener un resultado

Cuando se le asigna a un equipo un problema, se le está mostrando una confianza en que van a saber encontrar la mejor solución para resolverlo en base a sus conocimientos y experiencias (no son ellos los expertos?).

La solución obtenida entre todos los miembros, consigue que un sentimiento de orgullo y de propiedad exista en el equipo.

Proceso tradicional

En muchas empresas al equipo de desarrollo sólo le llega este input: “Constrúyeme una galería de fotos con este diseño que pase las fotos así

Lean UX

En cambio bajo este enfoque desde lo que parte el equipo es: “Sabemos que los usuarios quieren ver las fotos de la habitación (conocimiento obtenido por una investigación anterior) ¿Cual es la mejor forma para mostrárselas?

¿Notas la diferencia?

En el primera caso se le está imponiendo una solución determinada, a un equipo que encima tiene seguramente mayor conocimiento de las posibles soluciones que existen (trasmitiendo que no se tiene confianza en ellos), mientras en el segundo se están planteando ellos mismos un problema o necesidad que han descubierto qué existe y cuál podría ser la mejor forma de resolverlo.

Y es que ya no SOLO es buscar la mejor solución sino, ¿qué equipo y tipo de empresa queremos ser?

¿Van a ser felices los trabajadores cuando sólo se le mandan cosas y no se les deja la oprtunidad de mostrar sus conocimientos? ¿De encontrar ellos mismos una solución? ¿De desarrollarla entre todos?

Construyendo un equipo

En resumen si se trabaja de esta forma, los principios que guían la organización del equipo consiguen algo que muy pocas empresas logran obtener:

  • Sentimiento de grupo
  • Camaderería e implicación
  • Conocimientos compartidos
  • Mismas prioridades
  • Evitar dependencias
  • Poder de decisión
  • Confianza en el equipo
  • Sentimiento de orgullo y propiedad

A continuación veremos los principios Lean UX que guían la cultura de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *