La máquina de ilustrar

Tomas Hijo (@tomashijo) abre la primera ponencia del UXSpain 2015 con un pantallazo de sus notas escolares. Y es que el orden de las notas dice mucho de la educación en este país:

  1. Lenguaje
  2. Mates
  3. Ciencias sociales / naturales
  4. ….
  5. Artes plásticas

Y es que muchos profesores aprovechan las horas dedicadas al dibujo a ordenar la clase, por lo que con semejante perspectiva, un niño, sobre los 9 años deja de dibujar.

Y eso está mal.

El dibujo es una herramienta de comunicación como cualquier otra

Los educadores no nos enseñan bien. Escribimos emails con faltas, sacamos la calculadora del móvil para multiplicar 2 por 3, hablamos con amigos diciendo absolutas barbaridades (y eso que al llevar internet encima 24 horas muchas veces buscamos el móvil para mirar datos), cantamos y bailamos también de manera desastrosa en el mayor de los casos…

Y no nos importa, seguimos haciéndolo, pero…

Dejamos de dibujar.

La gente tiene la idea de la figura del “artista”, que es un genio, un ser con talento sobrehumano (o subhumano). Cuando la gente dice: “la niña me ha salido artista”, no lo dice con orgullo. Lo dice con una connotación negativa, con mal tono.

¿Y el artista nace o se hace?

Si preguntas eso, normalmente el 90% de las personas te dice que el artista nace. Piensan que tiene una varita divina con la que va haciendo obras de arte cada segundo. Mec! Error!

La mayor parte de la constitución de un artista es experiencia.

Tomas nos cuenta 3 aspectos de la comunicación:

1. Comunicamos emociones Cuando dibujas o ilustras comparte aspectos con la fotografía, el cine como el color, la luz, el encuadre… Podemos representar cualidades abstractas como en la película de Wally T, la relación entre Eva y Wally.

2. Comunicamos historias Cuando lees un comic estás leyendo una historia contada gráficamente.

3. Comunicamos ideas y conceptos Con un dibujo podemos comunicar muchas más cosas de un solo vistazo que explicar eso en 20 líneas, como consiguen los dibujos de Andrés Rábago García, conocido como “El Roto” o Quino.

El roto

quino-medicina

Funciones del dibujo

  1. Recordar: al dibujar o ver una ilustración, te queda más sujeto el recuerdo.
  2. Describir: como los carteles del oeste americano
  3. Informar: las infografías son más eficaces que describir lo mismo con palabras
  4. Persuadir: como las imágenes del gobierno americano pidiendo colaboración para que se alistasen en la guerra.
    USA army wants you
  5. Educar: esta es una variante de la función informativa pero que trasmite más claramente valores.
  6. Entretener: dibujos que son juegos
  7. Función decorativa: como un edredón infantil con la imagen de Hello Kitty

De todas estas funciones, sólo una de ellas es estética.

Con lo cual no hace falta ser un artista para ser bueno dibujando. Walt Disney no sabía dibujar, pero si sabía comunicar. El story board lo creo Disney. El cine no sería lo mismo sin él.

Walt Disney storyboard

No nos debe dar vergüenza hacer dibujos que no sean perfectos.  No tienen que ser obras de arte. Sólamente necesitamos tener las ganas y la idea de querer comunicar algo y dibujarlo.

Porque, por si no lo habías adivinado, la máquina de ilustrar es el cerebro.

Muchas gracias por la charla Tomás. Seguiremos dibujando! Sobre todo porque mañana tengo un taller de Design Thinking 😉

Otros resúmenes del UXSpain 2015:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *