Circular Picos de los Infiernos desde Panticosa

Ayer fui al Balneario de Panticosas ha hacer una ruta circular subiendo a los 3 picos de los Infiernos, 3 tresmiles con unas vistas de 360 grados increíbles.

Lo peor fue que el día anterior como eran los festivales en Ainsa, no había dormido mucho y el madrugón a las 6:00 y el cansancio acumulado se notó en una ruta de 17,55km y 1610 metros de desnivel.

A las 8:00 llegábamos al refugio de Panticosa y comenzábamos la subida subiendo por el refugio de Bachimaña y los Ibones Azules  (donde saltando un río me moje todo el pie, ainss!!) a través del GR-11.

Ibones de los Azules

Antes de llegar al refugio y los 2 grandes embalses, el recorrido es un espectáculo de cascadas. Totalmente recomendable hacer la ruta aunque sea solo hasta la Cascada del Fraile.

De ahi llegamos al Collado de los Infiernos, viendo el Ibón y el pico de Tebarray, para comenzar el cresteo hasta la primera cima.

Picos de los Infiernos

Nos habían asustado varias personas que se habían dado la vuelta porque lo habían visto mal, pero sin saber si era por neveros (llevábamos crampones) o por las condiciones de viento en la cresta, o el vértigo decidimos verlo con nuestros propios ojos.

Sigue leyendo

Ferrata del Sorrosal

Esta semana he hecho una de las ferratas que tenía más ganas de hacer desde que me hablaron de ella, la Ferrata del Sorrosal.

Situada en Broto, es una ferrata super completa y sencilla de hacer. Empieza bajo una cascada enorme para ir subiendo por la pared de su izquierda, atravesar un túnel, pasar un puente tibetano….

Ferrata del Sorrosal

En el mismo pueblo puedes alquilarte todo el equipo o contratar un guía si es la primera vez.

Además con el calor que hacía no faltó un baño en el río al llegar a la mitad. De hecho vi que gente la hace tambien en barranquismo, haciendo un rapel al final.

Sigue leyendo

Volando en girolibre

Hola!

Esta tarde he probado el vuelo en girolibre y la verdad es que es una pasada!!

Girolibre en Ainsa

Estuve 1 hora en el aire, pillando el atardecer, llegando hasta Castillo Mayor, pasando por Ainsa, la peña Montañesa, el cañon de Añisclo, Mondoto, Tella, el embalse de Mediano….

Es precioso ver desde el aire los lugares que he visitado estos meses.

Todo un cambio de perspectiva!! 🙂

Además para bajar hizo un montón de giros y caídas, aluciné!!!

Os lo recomiendo totalmente, el piloto es increible. Os dejo aquí la web del girolibre en el Pirineo.

 

Ibón de la Renclusa y Forau de Aiguallut

Después de pasar una noche genial en el Refugio de la Renclusa, subimos a ver el ibón que está a unos 20 minutos.

Prefiero las alturas a los ibones, pero debo decir que este es precioso. Es raro, porque es un ibón pequeño y un río, pero como se reflejaban las montañas era mágico.

Ibón de la Renclusa

Después volvimos al refugio a por parte de grupo que no había querido subir y comenzamos la ruta hacia el Forat de Aiguallut, haciendo una mini subida hasta el Collado de la Renclusa.

El valle que hay detrás del Forau es súuuuper bonito, un mini Aguas Tuertas (el aragonés). Al forau aunque era pronto ya llegaban muchos turistas por lo que lo pasamos rápido camino hacia la Besurta por una ruta al lado del río (para evitar asi la principal).

Valle en Benasque

Sin subir al refugio (y aun subiendo), es una excursión muy sencilla y recomendable para hacerla con niños o con gente que se está iniciando en la montaña.

¡Os recomiendo que os animéis!

Un San Juan diferente a 2140 metros de altitud

Unos amigos de Valencia me comentaron que estaban pensando en subir a Benasque en el puente de San Juan a subir el Salvaguardia.  Y aunque es uno de los únicos picos que he subido en el valle, dije, claro que si!!

Salimos el domingo de Aínsa a las 8:00 y tras una breve parada en Benasque a por pan y botella de vino incluida llegamos al parking donde se coge el bus.

Comenzamos al subida no muy deprisa porque en el grupo había alguna persona que llevaba mucho tiempo sin hacer montaña. Además aunque había neveros hacía bastante calor, por lo que ibamos bebiendo bastante agua. La subida es sin sombra, osea que según que meses vayas, ves bien equipado 😉

Al fondo el Aneto

En cotas más altas soplaba en algunos momentos bastante aire, pero en otros se paraba completamente. Al llegar al Portillón, hicimos parada a almorzar y de ahi ya continuamos la subida al Salvaguardia, donde un nevero coronaba la cresta y la cima.

Las vistas son increíbles con el Aneto al fondo. Merece la pena subirlo más de una vez, y la verdad es que se sube rápido para las vistas que tiene.

En la bajada hicimos una parada a refrescar los pies en el bar de la Besurta, con cervecitas incluidas. De ahí tras hablar con las personas encargadas del bar sobre viajes a distintos países y precios del agua, comenzamos la subida al refugio de la Renclusa, nuestro lugar para dormir.

Era la primera vez que dormía en un refugio y la verdad es que estuvo genial: agua calentita para la ducha, la cena super rica y abundante y las camas muy cómodas. No se oyeron muchos ronquidos osea que genial!!

Celebrando San Juan a 2.140 metros

Como la cena era a las 19:00 y llegamos a las 18:45, con tiempo solo para la ducha, decidimos dar un paseo después y tomarnos el vino para celebrar San Juan más tarde. Eran las 21:00 y aun estábamos casi de día!!

Refugio de la Renclusa

Me hubiera gustado salir a ver las estrellas (soy una fanática de las alturas y los cielos estrellados), pero eran más de las 23:00 y aun se veía luz!

Pensé en que no podría dormir y me levantaría con la gente que subía al Aneto (que envidia!!), pero que va! No me enteré de nada Zzzzz!!!

Aquí os dejo el track que seguimos (no hagáis caso de las horas que se me olvidó pararlo al llegar al refugio): track en Wikilok del Salvaguardia y el refugio de la Renclusa