OKR

Creo en el trabajo por objetivos. Sobre todo me gusta porque cuando está todo el proceso bien definido, se crea una conexión enorme entre cada persona del equipo con la empresa, al saber cual es su función y cómo colabora para conseguir juntos (en equipo) los retos globales de la compañía.

Como comenta Marc Oliveras (@moxiol), CTO en Tiendeo, los OKR son una buena forma de trabajar por objetivos, entendiéndolos como un marco adaptativo a la empresa, su contexto…

Lo difícil no es usar OKR, sino cambiar el chip a trabajar por objetivos.

Marc Olveras

Desde que se popularizaron, son usados por muchas empresas, pero lo que habitualmente sucede es que hay un mal planteamiento de cómo utilizarlos. Por ello si puedes, mejor conseguir la ayuda de un experto para que te oriente como implementarlos.

Origen OKR

Aunque muchos piensan que nacieron en Google esto no es así. En la década de los 70, Andy Growe, presidente y CEO de Intel, los comenzó a usar como parte de una evolución del proceso conocido como Management by Objectives. Los OKR ayudaron a Intel a establecer las prioridades y alinear los objetivos de Intel hacia un objetivo común, en un momento que estabn luchando contra Motorola por el mercado de los microprocesadores.

Años más tarde, en 1999, después de que John Doerr se empapará de su uso en Intel, que les contó a los fundadores de Google el concepto. Si te gusta como a mi saber un poco de historia y de donde vienen las cosas, en el libro de Doerr “Measure What Matters” puedes aprender más.

De forma rápida, un resumen de lo que son los OKR:

  • Objective Key Results:
    • Objetive: más inspiracional o un verbo > conseguir “aumentar” un 30% en ventas)
    • Key Results: lo que te marca el camino
  • 3 niveles: individual, equipo y organización
  • Temporalidad: trimestral y anual. Poner objetivos anuales, planificando lo que vas a hacer durante un año, es totalmente anti-agile, por lo que Marc recomienda que sean solo a modo inspiración, guía… o introducirlo dentro de la misión.

Es importante diferenciarlo con los KPI. Un OKR no es un snapshot temporal, puntual, sino que el % es una medida del progreso de si estamos acertando con la definición del objetivo o tenemos la capacidad para cumplirlos.

Los OKRs quieren que te cuestiones tu rumbo. No sirve seguir el roadmap!

Tampoco es recomendable usar los OKR como evaluación de desempeño personal porque es complicado medirlo con la medidas de la organización. Sobre todo en equipos de ventas.

No hay que olvidar que los OKRS son un reto, sirven como un estímulo. Si a las personas les va el sueldo en ello, van a ser listas y no se van a poner objetivos difíciles, perdiéndose con ello, el challenge, el insuflar el reto de forma continuada.

Beneficios de usar OKR

Este circulo son los beneficios que la gente que usa el modelo OKR espera conseguir:

Adaptabilidad

La sensación constante que tenemos de velocidad, esa aceleración en la que vivimos, de que la bola de nieve no te pille. Los OKR ofrecen esa adaptabilidad, al trabajar por iteraciones, mediante quarters (o como Marc prefiere incluso menos, 2 meses).

Autonomía

Si quieres ser escalable, necesitas gente autónoma. Como manager, creo que la confianza en las personas es clave. No tenemos tiempo de estar detrás de ellas, no somos “sus padres” comprobando que hacen los deberes. Con los OKR tienes una guía, de forma transparente todo el mundo conoce los objetivos.

Alineación

Los OKR son una herramienta super potente para alinear a todo el equipo, estimular la creatividad y que unido a la autonomía, que el foco esté donde se necesita. ¿Cómo sabes que eres un buen manager? Cuando tu equipo sabe más que tú y da mejores soluciones que las que tu propones, lo estás haciendo bien.

Cuando das autonomía y libertad, pueden darse a veces situaciones en las que el equipo a lo mejor se ha puesto a trabajar en un proyecto muy atrayente, usando por ejemplo tecnología novedosa y de tendencia, pero que no está alineado con lo que la compañía necesita. ¿Te suena?

Y este es uno de los beneficios más potentes de los OKRs, no hacer tareas o proyectos que la empresa no necesite. ¿Que te puedes equivocar? Seguro, pero dentro de los límites que marca esa alineación.

Foco y eficiencia

Entendiendo eficiencia, no como sacar muchas líneas de código, muchos reportes, muchas campañas… sino como aportar valor.

e (recorrido, el valor que aportas al negocio) = v (velocidad) * t (tiempo)

Si despejamos la v, hay 2 formas de ganar más velocidad de ser más eficientes.

Menos tiempo significa más velocidad, pero eso cuesta mucho esfuerzo. Es como un corredor profesional. Conseguir bajar unas décimas de segundos cuesta mucho esfuerzo, requiere miles de horas de entrenamiento para una ganancia muy pequeñita. A él le vale, pero a una empresa no.

Es mejor maximizar el valor, que aunque se hagan menos cosas, sean aquellas que de verdad aportan el punto de carrera, ese valor alineado con tus objetivos. Y eso los OKRs te permiten hacerlo.

Mejora continua y Optimización

Al igual que en los sprint hay el espacio de mejora, con los OKR es lo mismo pero ligado a términos estratégicos.

Con los OKR no se busca alcanzar el 100% de los objetivos, sino que un 70-80% está bien. Si llegas al 100% es que el objetivo era fácil, no era retador para el equipo.

Sino los alcanzas hay un espacio importante para analizar el por qué. A lo mejor es un objetivo inalcanzable, puede que con el 70% ya te sirva, por lo que puedes optimizar tus recursos para otra cosa, o que te des cuenta de que no tienes las herramientas o la capacidad de hacerlo.

Asi te replanteas los medios o el objetivo, y eso es mejora continua pura.

Recuerda siempre que los OKRs son retos, que sirven para estimular, no evaluar. Como managers debemos conseguir que el equipo esté en esa zona del stress bueno, no aburrido con cero estímulo o estresado porque no llega o la tarea es demasiada complicada. Una buena motivación le permite entra en el maravilloso estado de flow, disfrutando, haciendo lo que más le gusta y motivado por conseguir algo.

En el siguiente post veremos cómo trabajar con los OKR y qué errores no cometer.

Todas las imágenes están extraídas de la charla de Marc Oliveras, que dio sobre OKR en el pasado evento online de @agilebcn. Como siempre te recomiendo verla en directo, ya que verás lo bien que trasmite sus conocimientos y lo ameno que lo hace. Se nota que controla muuuucho del tema. Gracias por compartir Marc!

OKR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba