Diseñando soluciones para mejorar el mundo

En el UXSpain oí hablar a Rubén Perez Huidobro (@RPHuidobro) de la labor que están haciendo en UK, al crear el GDS (Government Digital Service). Su función es conseguir que todos los trámites administrativos de Reino Unido se puedan realizar de manera digital  y bajo un mismo dominio, estando accesibles para todo el mundo.

Para todo el mundo.

Como dice Martha Lane Fox (@marthalanefox) en su artículo: hay que aprovecharse de las posibilidades que ofrece la tecnología digital para atender las necesidades de toda la sociedad, y no solo de unos pocos.

Internet puede ayudar a redefinir los servicios públicos, mejorar la vida de los más vulnerables y fortalecer nuestra economía

Y hace tiempo que oí una charla TEDx impartida por Tim Brown, CEO and president of IDEO (@tceb62), donde se exhortaba a los diseñadores, a los ingenieros, a todos los creadores, a ir más allá.

Tim Brown TEDx

A no diseñar sólo cosas divertidas, deseables, bonitas o más usables. No diseñar sólo productos de consumo, sino a diseñar productos que sean importantes. A pensar a lo grande. (Ver charla)

A diseñar para cambiar el mundo

Tenemos que hacer productos que resuelvan soluciones a los problemas reales del mundo para poder evolucionar hacia un futuro más sostenible para todos. Diseñar para intentar solucionar problemas reales como la salud, la educación, el agua potable, la seguridad…

Tenemos que conseguir un balance entre las necesidades, la tecnología disponible y que sea económicamente viable.

Ya se que todo el mundo tenemos que comer, y que lógicamente, hay veces, sobre todo al principio de nuestra carrera que no podemos elegir ni mucho menos donde trabajar. Pero conforme vamos madurando, si que podemos ayudar.

Flat101, cada 6 meses elige un proyecto para trabajar en el de manera altruista. Como toda empresa, tiene otros proyectos con los cuales paga el sueldo a sus empleados, pero durante 6 meses, x horas a la semana las dedican a ayudar a alguien en un proyecto digital, siendo su primer caso el sueño de Jose Luis Arias, psicólogo que necesitaba un canal digital para seguir ayudando a la gente de forma gratuita (psicologiaparticipativa.com).

Y para conseguir diseños que de verdad soluciones problemas reales, necesitamos centrarnos en las personas

Hay que entender a las personas, su cultura y su contexto para poder conocer sus necesidades y aportar soluciones reales. Y hacerlo de manera rápida y sostenible.

No sirve de nada crear una solución para conseguir agua potable si esta es tan cara que nadie en los países donde de verdad la necesitan se la puede permitir. Por ello tenemos que testear las soluciones de una manera rápida.

Cuando una idea se hace realidad a través de un prototipo, es cuando ves sus debilidades y fortalezas

Brown nos habla sobre el Aravind Eye Institute in Madurai, India, donde ayudan a pacientes sin recursos, obteniendo el dinero de aquellos que si que pueden pagar sus tratamientos. Y lo que hacen es prototipar sus ideas en las primeras fases del proyecto.

Se dieron cuenta de que la fabricación es una de las cosas que más encarece el producto. Por lo que decidieron hacer sus propias lentes intraoculares para remplazar las que están dañadas en pacientes con cataratas.

Y fue su mentalidad de prototipo lo que les llevo a encontrar una solución sostenible

Consiguieron bajar el coste de 200$ el par, a tan solo 4$. ¿Cómo?

En lugar de construir una fábrica nueva, usaron uno de sus hospitales. Y en vez de instalar las modernas máquinas que fabrican las lentes para los países occidentales, usaron máquinas de prototipo CAD/CAM de bajo coste. Actualmente son los mayores fabricantes de este tipo de lentes y se han movido a un lugar más apropiado.

Brown, también nos habla de pasar de una relación pasiva entre consumidor y fabricante a una relación productiva con experiencias significativas para todos los participantes.

William Beveridge, creó lo que se convirtió en el Estado del bienestar de Gran Bretaña. Cuando escribió su famoso informe en 1942 (Social Insurance and Allied Services, conocido como el «Primer informe Beveridge») esperaba que cada ciudadano fuera responsable y tuviera una activa participación en su propio bienestar social.

Si conseguimos que en el diseño participen todos los stakeholders, y estos se sientan implicados, obtendremos un producto mucho mejor.

Un producto o servicio no solo diseñado y concebido por diseñadores o ingenieros, sino realizado por aquellos que lo utilizan o lo necesitan

Esta es la idea a través de la cual Bill and Melinda Gates Foundation han trabajado en un proyecto con Acumen Found. ¿Cómo se podría mejorar el acceso a agua potable en el mundo para las personas más necesitadas y al mismo tiempo estimular la innovación en los proveedores de agua locales?

Acumen

Acumen raises charitable donations to invest in companies, leaders, and ideas that are changing the way the world tackles poverty

Lo que han hecho, es que en vez de poner a diseñadores americanos a tener ideas que podrían o no haber sido las más apropiadas, pensaron de una manera más abierta, colaborativa y participativa de resolver el problema.

Para ello crearon equipos conjuntos de diseñadores e investigadores en 11 organizaciones situadas por toda la India.

Tim Brown, nos cuenta que a través de workshops y usando la metodología Design Thinking, desarrollaron productos, servicios y modelos de negocio innovadores ayudando a 5 de estas organizaciones a desarrollar sus ideas. IDEO y Acumen estuvieron varias semanas ayudando a diseñar campañas sociales de marketing, estrategias y modelos de negocio, desarrollando nuevos productos para almacenar y transportar el agua…

En resumen, como diseñadores tenemos el poder de ayudar a mejorar el mundo. No nos quedemos en diseños atractivos que todo el mundo desee.

Empresas a nivel privado como Flat101 que en su tiempo ayudan a personas sin ánimo de lucro, departamentos estatales como GDS que busca que todo el mundo pueda acceder a los recursos del gobierno de una manera sencilla, personalidades como Martha Lane Fox que promueven el cambio con proyectos como doteveryone, fundaciones como Acumen, ONGs… Bravo por ellos y sus iniciativas.

Creo que las personas trabajarían mucho más felices e implicadas, si creen que están construyendo un mundo mejor.

Más sobre el tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *