Los silos de conocimiento

Como sucede en muchas empresas lo que llaman «recursos» no son infinitos. Ya sea el dinero para marketing o los desarrolladores del equipo técnico, uno de los retos más importantes es decidir donde se tiene que poner el foco.

Ya sea una startup con limitado presupuesto o una gran empresa que puede contratar quien quiere, a veces 9 mujeres no hacen un hijo en un mes, por lo que hay que decidir qué hacer y en qué orden hacerlo.

Silos de conocimiento

En varias empresas he visto que el problema surge de los silos de conocimiento. La sabiduría, el know how, pertenecen como es lógico a aquellas personas que llevan más tiempo, siendo normalmente las más ocupadas y por ello, las que suelen hacer de embudo y tapón en la toma de ciertas decisiones.

Por ello por mucho que se disponga del poder  de aumentar el equipo, si éstos perfiles no tienen tiempo para analizar y evaluar en que dirección se debe avanzar, o si son los únicos que saben realizar ciertas acciones, la empresa tiene un problema.

Es complicado, cuando entras en la rueda diaria de las tareas planificadas del sprint en el JIRA, reuniones, fuegos que saltan de repente…. el poder sacar tiempo para ir traspasando ese conocimiento, pero es algo necesario que sino se hace a la larga va a ser peor tanto para la persona como para la empresa.

La compañía corre el riesgo de que si esa persona se va o le sucede algo (lo que en CAP llamábamos el factor bus, ¿qué ocurre si le atropella un autobús?) quedarse muy dañada durante un tiempo. No digo que sea irremplazable, pero si que va a costar mucho poder sustituirla o adquirir de la nada ese conocimiento.

La persona puede agobiarse y quemarse, al sentir que no llega a hacer su trabajo o que las tareas de otras personas, el sacar una nueva funcionalidad a mercado que debe revisarse… depende solo de ella. O lo que sucede también, sintiéndose que no está  recompensada por la responsabilidad de todo el esfuerzo que hace, ya sea por en forma de reconocimiento o económicamente.

Es por ello que es muy importante que conforme el equipo va creciendo, el conocimiento adquirido se vaya traspasando y documentando. Se que es difícil, que nunca hay tiempo, pero luego cuando la bola es muy grande, es mucho peor.

Como empresa, se tiene que tener en cuenta el tiempo que esto conlleva y poner recursos  ya sean personas o herramientas para que este traspaso suceda. Como persona con esta responsabilidad, creo que también es parte del trabajo intentar evitar que esto no ocurra, levantando la mano y dando la voz de alarma para ver que recursos poner si se ve que sucede.

¿Os suena? ¿Es algo que habéis visto o vivido?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *