Haciendo el check-out más sencillo

¿A qué todos odiamos rellenar formularios? Sin duda, ver un formulario enorme en una página web o app, hace que tiemble más de una persona, y más si es lo único que se interpone ante lo que quieres comprar. Y es que normalmente para poder realizar una compra online, es indispensable meter algún dato, y eso se hace con formularios.

Aparte de ser odiados por los usuarios, según como hagas tu proceso de check-out puede hacer que empeore tu conversión. Inviertes un montón de tipo (y dinero) en anuncios, hacer una web preciosa, con una home y unas páginas de aterrizaje alucinantes, una ficha de producto con unas fotos preciosas y un montón de información útil, y cuando el usuario intenta comprar la experiencia se convierte en una pesadilla.

Este proceso es tan importante que Amazon es famoso por realizarlo en 1 solo paso:

Pero para llegar a este punto, antes previamente tienes que haberte registrado, y haber metido unos datos como la dirección o la tarjeta. Aparte de estar logueado en el proceso de la compra para que te reconozca como ese usuario.

Y aunque muchas empresas para reducir esta fricción en el proceso de pago, te ofrecen registrarte, guardando asi los datos para futuras compras… Esto es muy bonito, pero a no ser que seas un usuario recurrente no sueles darte de alta. A nadie le gusta estar dejando su tarjeta por ahi almacenada… Otra cosa es que te obliguen a registrarte para hacer la compra, lo cual debería estar prohibido je je!!

Por ello es importante que el proceso de pago sea lo más sencillo posible, sin saturar al usuario con mucha información. Y si necesitas que rellene ciertos datos, ir pidiéndoselos poco a poco, ya que si se los pides de golpe le va a dar pereza, y puede que ni comience el proceso, pero si los va rellenando poco a poco, psicológicamente se va a sentir más tentado a acabar lo que ya ha empezado. A nadie nos gusta dejar nada a medias!!

Por todo ello (y otras cuestiones de negocio) en www.centraldereservas.com hemos cambiado nuestro formulario de compra convirtiendo el proceso de 1 paso a 2 pasos. Para ello hicimos un benchmark de la competencia del sector y otros verticales para ver cómo lo estaban haciendo.

Aqui teneis un ejemplo de la división del proceso de compra de Booking en 2 pasos

En la mayoría de los casos, se le pide en el primer paso cierta información básica al usuario, como nombres, apellidos, email… y en el segundo paso otra información necesaria y los datos de pago.

Esto se hace por varios motivos, entre ellos, al rellenar cierta info en el paso 1, te permite poder mandar emails de recuperación de carrito al usuario (si abandona el proceso en el paso 2), lo que permita recuperar ciertas ventas. Otro el ya mencionado de que psicológicamente no nos gusta dejar las cosas a medias y que si hemos comenzado a rellenar algo lo queremos acabar.

Ahora sino estás logueado en el paso 1 te pedimos la mínima info necesaria, aparte de asegurarte con el mensaje del botón de que ya vas al último paso:

Pasando al paso 2, donde puedes revisar la info que has metido y modificarla si lo deseas.

Además mostramos un mensaje verde de refuerzo positivo para indicarle al usuario que ya casi está.

La conversión no ha empeorado y estamos además convirtiendo reservas perdidas gracias a los emails de recuperación con lo cual ha sido todo un éxito el cambio.

Esperemos que os guste!

Haciendo el check-out más sencillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba