Google Hotels, como afecta a la experiencia de usuario

Desde que Google puso sus ojos en el goloso sector del turismo los cambios no han parado. Empezando en 2011 por el portal Google Hotel Finder, un buscador de hoteles con el que integraba en una web la oferta hotelera de una zona, incluyendo elementos como Google Plus y Google Adwords, a la vez que ofrecía la posibilidad de reserva directa mediante un link a la web del alojamiento hasta lo que hoy conocemos como Google Hotels.

Antiguamente si querías aparecer en las búsquedas de los usuarios cuando se iban de vacaciones «Hoteles en Marbella», «apartamento barato en Cullera», «escapada a Cazorla»… se requería una inversión constante en SEO y se pujaba en Google Adwords por aparecer en las primeras posiciones. Aparte lógicamente se realizaban campañas, publicaciones y concursos en redes sociales, email marketing, retargeting…

Con la aparición de Google Hotels las reglas del juego cambiaron.

Tanto si buscas alojamientos en una localidad, como el propio hotel, Google Hotels ocupa gran parte de la pantalla del usuario (por no decir toda) mostrando resultados de hoteles y un mapa donde ver las ubicaciones.

A veces aparecen los anuncios de Adwords encima de estos resultados o abajo, dependiendo de las pruebas que realiza la empresa. Como vemos en el ejemplo, en este caso, primero tenemos los anuncios de pago, entre ellos la web del hotel por el que se ha buscado, pagando para aparecer en primera posición, después las empresas que están apareciendo en Google Hotels, los resultados de Google Hotels, y ya por fin, la web del alojamiento.

Las empresas del sector, estamos en constante evolución adaptándonos a los cambios que va presentando el buscador, y ahora le ha llegado el turno a las tasas e impuestos que se aplican en algunos alojamientos.

Cuando el usuario selecciona un alojamiento en Google hotels, lo que le aparece (aparte de la info del hotel, fotos…) son los precios que ofrecen las distintas empresas que participan.

Como se ve esos precios pueden ser muy variados, por ejemplo vemos que el precio en la web del alojamiento son 78€, 8€ más caro que otros resultados más económicos. Si te interesa este tema de los precios este artículo sobre ello me ha parecido super interesante: El fin de la paridad de precios.

Google Hotels añadió un nuevo método de comisión, llamado Comisión por estancia (CMS), es decir, la empresa paga un porcentaje del valor solo de las reservas de habitaciones cuya estancia se complete. Por ello, es muy receloso con los precios que se muestran, teniendo revisores para que el precio que tu web manda a Google sea luego el que el usuario va a acabar pagando. (En este artículo Google explica todas sus formas de comisión para Google Hotels).

En aquellos destinos donde hay tasas turísticas u otro tipo de impuestos, la cosa se complica. ¿Qué precio muestra tu web, con tasas o sin tasas?

Google siempre ha sido una empresa que defiende estar pensando siempre en el usuario cuando desarrolla sus productos. En este caso, quiere que sepan lo que van a tener que pagar de verdad, sin sorpresas añadidas al llegar al destino. Por ello, entre los cambios más recientes, está la inclusión de impuestos y tasas en el precio final.

En Centraldereservas.com nos ha parecido una ideal genial, y aunque no era sencilla ya que no recibimos ese valor siempre, hemos trabajado en ello. Desde esta semana nuestros usuarios podrán ver precios con tasas y sin tasas en los resultados (dependiendo de si podemos conseguir esa información).

Aquí podemos ver un ejemplo real del listado, donde podemos ver hoteles que muestran precios con tasas y sin tasas.

Lo mismo sucede en la ficha del alojamiento:

Donde si se clica en el enlace de «Tasas incluidas» se abre una modal explicativa:

En la ficha también se indica si está el «Resort Fee» incluido en aquellos alojamientos que lo sabemos, asi como si es de pago al alojamiento (y no en la web):

En el formulario, el momento más delicado del proceso de compra y donde queremos estar seguros de ver toda la información de la forma más clara posible, también se muestran las distintas partes que componen el precio, indicando donde va a tener que pagar cada una.

Creemos que este cambio beneficia la experiencia de usuario al ayudarle a tomar una mejor decisión en su proceso de compra , ya que antes esta información si venía, solía aparecer escondida entre las observaciones, que en este ejemplo son pocas pero que en otros casos no.

Esperemos que os guste!!

Google Hotels, como afecta a la experiencia de usuario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba