Construyendo la nueva experiencia digital del Museo del Prado

Carlos Navalon (@carlosnavalon), del estudio CNC Studio nos cuenta como han creado la nueva experiencia digital del Museo del Prado en la tercera charla del UXSpain 2016.

La nueva web tenía que formar parte de la experiencia que supone visitar el Museo del Prado, no ser algo aparte, dejando desde el inicio algo muy claro: la nueva web nunca va a superar la experiencia de la visita.

Es decir, no había que crear la experiencia de usuario si no las condiciones para una buena experiencia de usuario.

Para conocer a fondo al visitante del Museo realizaron una fase inicial de research, haciendo numerosas entrevistas, investigando como se compran las entradas, como se escuchan las audioguías, como se acerca un visitante a una obra de arte… Obteniendo la conclusión de que el visitante digital no es el mismo que el visitante del museo.

UX research Museo del Prado

Imagen extraida de la web de CNC Studio

Para el visitante del Prado, el museo es un lugar casi sagrado, al que entres con un sentimiento de respeto por la historia que tiene, siendo ademas la mejor pinacoteca del mundo.

Crearon diferentes “personas” buscando recrear las necesidades, expectativas y barreras de cada posible visitante.

Encontraron que todos tenían algo en común, un comportamiento que llamaron #culturalsnacker.

Son personas que tienen una curiosidad o un interés cultural. La nueva experiencia digital del Museo tiene como objetivo satisfacer esa curiosidad del visitante digital.

Para guiar esa experiencia a través de la web, idearon el concepto de “DesignDrivers” para basar en él la nueva experiencia: la obra como entrada, Mi Prado, estructura ligera…

Cada obra maestra es el eje principal de la nueva experiencia.

Un nuevo universo de emociones: ira, tristeza, alegría… Nunca sería la misma experiencia que estar frente a la obra maestra pero querían que el visitante digital pudiera sentir un poco el sentiemiento que provoca, que se acercara a lo que podría significar visitar el verdadero museo, sumergir al visitante a través de un efecto de inmersión en el que el Prado realza su marca a través de sus obras maestras.

Museo Rijksmuseum

Navalon nos muestra el caso de otros museos que han usado las herramientas digitales como forma de acercar el arte al visitante, como es el caso del Museo Rijksmuseum de Holanda, donde tuvieron una idea para promocionar sus exposiciones inspirándose en un cuadro de Rembrandt de 1642, “Ronda de noche”.

Quieres leer más charlas sobre UXSpain 2016?. Aqui te dejo algunas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *